No es tan terrible!

Processed with VSCO with a6 preset

Hace poco pasé esas noches que sabes que vendrán cuando tienes un hijo… de esas que dices : “uuuffff y cuando se enferme y no duerma en toda la noche!!”. Sabes que te ocurrirá!!

Vicente se enfermó por primera vez con fiebre alta y justo de noche. Dormí 2 horas (quizá menos) porque por supuesto despertó como si nunca hubiera tenido 38 coma algo de temperatura. Será que los niños saben que deben estar bien en el día para jugar y que la noche es el momento más fome, entonces ahí es momento para sentirse mal? Jaja

Por lo general soy pésima para “pasar de largo”. Todos saben que soy de esas personas “fomes” jaja que para Año Nuevo doy el abrazo y a las horas ya no puedo seguir festejando. Solo por necesidad en la universidad , para preparar un último examen decidí pasar la noche en vela. Sentía que iba a morir jaja

Esta vez fue algo distinto. No puedo explicar lo que hace el amor y cuidado que uno le da a su hijo en momentos en que son completamente indefensos y requieren el máximo de los cuidados. Solo sé que no me faltó energía… siendo las 4 am , tomando temperatura, pocas veces di pestañazos largos .

La vida nos da estos momentos de entregar máxima capacidad ( ya sea en la maternidad u otras circunstancias) y cuando ya estás en ello te das cuenta que no era tan terrible. (Solo un poco de pena al ver a tu hijo paliducho 😉 )

Mi golpe de suerte de San Valentín

 

Processed with VSCO with g3 preset

Hace tiempo cerró el restaurante donde cada año celebrábamos fechas importantes con Sandro.
Lo lamentamos tanto porque era tan bueno! mas las otras dos B´s (Bonito, Barato para todo lo bueno que era jaja)
Afortunadamente encontramos el lugar que nos hizo olvidar esa pena jaja.
Este San Valentin lo celebramos saliendo a cenar a Vapiano en Parque Arauco.
Sabemos que en realidad siempre se llena y Sandro tuvo la buena idea de reservar con anticipación.
Todo super bien hasta llegar a la fila para retirar el plato. Como dije, siempre lleno!
Mientras yo pedía, Sandro se quedaría con Vicente y luego sería mi turno de quedarme con el.
Al esperar a pedir mi comida, tuve la intuición de cambiarme de fila a lo mas lejos posible de la entrada. Cuando llegué le pregunté a una pareja si era la fila indicada para lo que quería pedir.
Me respondieron que si y junto con eso me regalaron una “ficha” para pedir lo que quiera del menú porque ellos no iban a comer ese plato extra.
No se si habrá mas gente que publique que básicamente comió gratis, pero yo agradezco enormemente ese golpe de suerte 😉

Al llegar a la mesa me di cuenta que ese no había sido el mayor golpe de suerte. Lo mejor que me pasó ese día fué tener la bendición de compartir este San Valentín y todos mis días de la vida, hasta el infinito! con estos dos amores míos !

Processed with VSCO with f2 preset